jueves, 28 de diciembre de 2006

Rabanal del camino - Trabadelo

RABANAL DEL CAMINO - TRABADELO

(73,40 Km.)

Velocidad media:

14,89 Km./h.

Velocidad máxima:

52,22 Km./h.

Kilómetros total :

689 km.

Tiempo etapa:

4,55 h.

Tiempo total:

51,07h.

La mítica ascensión a la cruz de Ferro. Desde Rabanal hasta la cima distan 8,5 km.

La subida por el camino va paralela a la carretera y aunque muchos ciclistas la hacen por asfalto, no hay ningún problema en subir por el camino original. El camino avanza a la izquierda y derecha de la carretera hasta acercarnos a Foncebadón.

En la cruz de hierro, es costumbre depositar una piedra que se los bicigrinos debemos traer desde nuestras casas, para pedir protección en el viaje y como símbolo de dejar el peso y las cosas negativas en este lugar mágico. Estamos a una altitud de 1.504 metros.

Ahora el camino discurre por una zona de arbustos en la cima y pronto iniciamos el descenso y llegamos (por carretera) a Manjarín, donde el ermitaño Tomas, tiene un albergue al más puro estilo de la edad media, te recibirá vestido de templario (es el último y único templario que queda en la actualidad).


La carretera hace un repecho que nos lleva hasta la altitud de 1510 metros y a partir de aquí iniciamos un prolongado y fuerte descenso hasta Molinaseca (24 km.), en esta bajada murió un ciclista y aconsejan muy fervientemente no bajar en bicicleta por el camino original. Conviene ir muy bien preparados de frenos...

En pleno descenso pasaremos por típicos pueblos del Bierzo, con sus casas de piedra y porches de madera, El Acebo y Riego de Ambrós.

De Molinaseca a Ponferrada distan 8 kilómetros que discurren por pleno valle del Bierzo. El camino pasa por la carretera y por unos campos de cultivo y finalmente llegamos a Ponferrada a la que accedemos a través de un puente y ya en su núcleo urbano podemos contemplar el majestuoso castillo de los templarios.


Abandonamos Ponferrada, cruzando el puente sobre el río Sil. Un prolongado recorrido urbano que desemboca en las huertas del Sacrameto, nos conduce hasta Compostilla, y de aquí por caminos asfaltados hasta Columbrianos y Fuentes Navas.

Por caminos similares nos dirigimos a Camponaraya localidad que a su salida y tras pasar junto a unas bodegas y área de descanso nos permite retomar otra vez sendas de tierra y alejarnos del paisaje urbano. Por un camino entre campos de vides nos dirigimos a Cacabelos, donde podemos parar en el restaurante Moncloa, en este lugar seremos obsequiados con un buen vino de la tierra y un trozo de empanada gallega, además podemos sellar la credencial.



Cruzamos Cacabelos se cruza por su calle principal y llegamos al puente sobre el río Cúa y una vez superado apreciamos a la derecha el Santuario de la Virgen de las Angustias, donde recientemente se ha construido un precioso albergue de peregrinos. El camino sigue recto por el arcén de la N-VI en ascenso hasta la aldea de Pieros, que queda a la derecha. A unos 2 kilómetros de este pequeño municipio hay que tomar un camino de tierra que nos conducirá hasta Villafranca del Bierzo, a su entrada encontramos el albergue municipal y un poco mas adelante un albergue privado.

A la salida de Villafranca, y tras pasar junto a su castillo, accedemos a un puente por el que abandonamos la población y se nos plantea otra vez el dilema de una bifurcación del camino, la variante hasta Pradela con fuertes subidas y por un camino que en la guía recomienda solo apto para montañeros o un andadero asfaltado y muy bien protegido del trafico que circula junto a la carretera. Se recomienda coger este último.

Siguiendo este camino paralelo a la carretera, y junto al río Valcarce, accedemos a Pereje y de aquí a Trabadelo, donde podemos encontrar la tranquilidad necesaria para descansar, gracias al buen albergue municipal y a los 2 buenos restaurantes que hay junto a la carretera.

Estamos a los pies del O Cebreiro y mañana lo podremos afrontar con fuerzas renovadas.