jueves, 28 de diciembre de 2006

Trabadelo - San Memede do Camiño

TRABADELO - SAN MEMEDE DO CAMIÑO

(70,20Km.)

Velocidad media:

11,99 Km./h.

Velocidad máxima:

46,32 Km./h.

Kilómetros total :

759 km.

Tiempo etapa:

5:51 h.

Tiempo total:

56:59h.

La temida cumbre del O Cebreiro nos espera. Para los que no habéis hecho la ascensión a Sant Jean Pied de Port, esta será la cima mas alta de todo el recorrido.

Todas las guías y incluso señales en el recorrido recomiendan a los ciclistas subir por carretera, aunque creo que al igual que en la subida a Sant Jean Pied de Port, aunque mas sacrificado también se puede subir por el camino. Yo realicé la ascensión por carretera y me cogí la subida con calma desde las primeras rampas, no tuve que echar píe a tierra en toda la ascensión, y no se me hizo excesivamente pesada. Se ha de tener en cuenta que ha estas alturas del camino, nuestras piernas ya suelen estar bastante acostumbradas al pedaleo.

Desde Trabadelo, seguimos por una zona de asfalto junto a la carretera general y pasamos por las poblaciones de La Portela y Ambasmestas.

Finalizado este tramo, justo en el cruce con la carretera que conduce a Vega de Valcarce, que es la que hay que tomar, se sigue por el mismo asfalto pasando por Vega de Valcarce y Ruitelán, donde pasaremos bajo un espectacular puente de autopistas y a un par de kilómetros siempre cerca del río accederemos a la población de Las Herrerías.


El ascenso al mítico O Cebreiro, se inicia después de Las Herrerías, al principio nos parece que la cuesta no es mucha y si subimos a ritmo no nos costará mucho llegar al cruce de La Faba, allí empiezan las rampas duras.., sólo son 8 kilómetros, pero menos mal que las piernas del peregrino ya están muy curtidas a estas alturas, porque la subida es de extraordinaria dureza. A partir de Aquí ya empiezan a escasear los árboles y nos adentramos en la alta montaña.



Llegamos a La Laguna de Castilla (último pueblo de la provincia de León) y cuando pensamos que ya hemos llegado a la cumbre, nos queda un tramo de duras rampas como el que hemos dejado atrás desde la Faba. Finalmente llegamos a la cumbre del O Cebreiro, donde podemos ver un bonito monumento con el mapa europeo de nuestro camino de Santiago. Desde aquí ya extasiados por el esfuerzo recibimos el premio de contemplar Galicia, sus paisajes, sus pallozas y en la en la ermita del O Cebreiro, nos podemos refrescar y contemplar la famosa replica del cáliz allí expuesta.


Galicia nos recibe, podemos tocar las nubes y podemos contemplar sus paisajes verdes, podemos circular por las corredoiras y podemos oler el olor que impregna todos los caminos, el olor a vaca y a sus excrementos....




El cambio de paisaje es radical. A partir de aquí pasaremos infinidad de pequeñas poblaciones o pequeñas aldeas en un constante sube y baja que nos conducirá a Santiago.

Nos dirigimos por caminos de montaña a realizar un pequeño ascenso a una colina y salimos al el alto de Sant Roque (1.270 m.) , donde una gran estatua del peregrino pondrá a prueba nuestras cámaras fotográficas.




Desde aquí dirigimos las ruedas de nuestras bicis al alto de Poio, y una vez superada esta ultima subida nos dirigimos en constante bajada por un camino en algunos tramos muy pedregoso y donde se tienen que extremar las precauciones, pasando aldeas y caseríos. En medio de la bajada encontraremos el castaño de los mil años.. si tenemos suerte un lugareño que vende bastones y conchas, nos lo recordará y nos indicará como hacerle una foto.

Ya en Triacastela otra vez tendremos que elegir entre dos alternativas en el camino, o la variante que pasa por Samos o la de San Xil.

La de Samos ha de ser sin duda nuestra elección. Los seguidores de San Xil, han tachado las señales que indican el desvío a Samos ( pone "NO" ) pero nosotros hemos de hacer caso omiso a esta indicación para disfrutar de unos paisajes junto a un río y la visita a un monasterio precioso donde adornaran nuestra credencial con uno de los sellos mas grandes de todo el camino, además dispone de albergue y una interesante visita guiada.

Después de unos 9 kilómetros, por un profundo valle, en un principio por la carretera y finalmente por camino nos encontramos con la imponente vista del monasterio de Samos. Antes hemos pasado por las aldeas de San Cristóbal, Lusio, Renche y San Martín el Real.

Salimos de Samos por la carretera y volvemos a alternar caminos entre bosques, corredoiras y camino paralelo a la carretera, pasamos por varias aldeas: Foxos, Teiguín, Santalla de Pascais, Gorolfe, Veiga de Reiriz, Silvil y Perros donde confluyen nuestra variante y la que viene de San Xil.

A tan solo 4 Km. de Sarria se encuentra San Memede do Camiño, donde en Abril de 2006 se ha inaugurado un nuevo albergue. Después del mucho camino recorrido, las magnificas y acogedoras instalaciones del albergue Paloma y Leña, te reconfortarán y te recompensarán con creces. La atención de su propietaria y su exquisito ambiente, música clásica y biblioteca te permitirá descasar placidamente.